SECADORES

Secadores ghd

Ya sabemos que la marca ghd es esencial entre tus productos para el pelo. Con un secador ghd consigues un cabello muy atractivo en la mitad de tiempo que con los secadores de pelo baratos. Y esto es debido a su motor y su filtro de aire que ha patentado la misma marca.

Además, al cuidar tanto detalle en los avances en tecnología para estética del cabello, el secador ghd logra reducir el encrespamiento y mantener tu pelo hidratado. Un ejemplo de calidad es el secador ghd air que tras años en el mercado ha seguido demostrando su fiabilidad y satisfacción de sus comrpadores.

Por otro lado, los secadores ghd están pensados para garantizarte la máxima comodidad durante su manejo. ¿No te ha pasado que el cable es corto y tras enchufar el secador no alcanzas a mirarte al espejo? Bien, pues esto no sucede con los secadores ghd.

Los siguientes son los más recomendados de la marca, cada uno adecuado para la circunstancia, ya se que te vas de viaje y necesitas un secador portable pero que mantenga la calidad, o que necesites un secador ghd profesional en casa:

 

El surgimiento de los secadores de pelo

El secador de pelo lleva con nosotros más de un siglo, desde que en 1890, en Francia, se inventara la primera máquina secadora de cabello. Aunque más que parecida a nuestro secador de pelo actual se asemejaba a una aspiradora, ya que su creador Alexandre Godefoy lo inventó a partir de una aspiradora.

Más adelante, en los años 20, en Estados Unidos nacieron los primeros secadores de pelo portátiles.

Por supuesto que estos secadores tampoco eran como los de hoy, eran pesados, voluminosos y despedían poco aire. Sin embargo, fueron ganando popularidad debido a los resultados que se obtenían.

Actualmente, los secadores de pelo son más livianos, con mejor calidad y los hay de todos los precios. Sin embargo, si acostumbras a secar tu cabello a diario, es mejor comprar un secador de pelo de calidad para obtener los mejores resultados.

Secadores de pelo profesionales:

Los secadores profesionales en la actualidad han evolucionado, dando paso a secadores modernos con funciones totalmente renovadas, y dejando de lado aquellas máquinas secadoras profesionales que existían hasta hace poco.

Siendo esta herramienta una pieza fundamental en todo salón de belleza, los fabricantes han optado por comercializar secadores de pelo con nuevos avances tecnológicos. No sólo incorporando motores de alto rendimiento y de gran durabilidad, sino también en su modelo estético, siendo más flexibles para manejarlos.

Innovaciones en los modelos de secadores profesionales:

Iones negativos:

A partir del año 2010 se incorporaron elementos cerámicos y emisores de iones negativos, ya que se ha demostrado que esto reduce el encrespado, logrando dejar el cabello mucho más brillante y sedoso.

Menos ruido:

Estos secadores emiten menos ruido, un aspecto importante en un salón de belleza, puesto que muchas veces hay varios profesionales usando el secador al mismo tiempo y se genera un ruido molesto.

Más livianos y más pequeños:

Se han utilizado nuevos materiales en estos modelos, lo que ha permitido conseguir secadores más ligeros sin perder la calidad de aire que expulsaban los anteriores.

Cosas a tomar en cuenta al comprar un secador de pelo

La potencia:

Para obtener buenos resultados, tu secador de pelo debe contar con una potencia de al menos 1500 a 1800 vatios de potencia. Algunos secadores de gama alta ofrecen entre 2200 a 2600 vatios.

Botón aire frío:

Es importante que el secador de pelo incluya esta función, ya que una vez secado podemos utilizar esto para enfriar más rápido nuestro cabello de tal manera sufrirá menos los efectos del calor.

Peso y tamaño:

En cuanto al tamaño y peso, es mejor elegir uno que se adapte a nuestras necesidades. Hoy en día hay secadores que pesan menos de 500 gramos, si eres un peluquero/a o profesional del cabello, te permitirá manejarlo por periodos más largos.

Regulador de temperatura:

Una función de agradecer que te permitirá controlar la temperatura durante el secado, ajustando los niveles de calor y la velocidad del aire.

La potencia según tu tipo de cabello:

Para elegir la potencia adecuada es importante primero ver en qué estado se encuentra tu cabello, aunque también es importante saber lo siguiente: Si posees un cabello fino, necesitas usar la temperatura de trabajo baja; y por el contrario si tu cabello es grueso necesitarás una potencia alta.